Claro, podri­a ser nunca es lo mismo quedar hablando a la foto que nunca para sobre mirarte con ojos seductores que estar con alguien vivo delante.

Claro, podri­a ser nunca es lo mismo quedar hablando a la foto que nunca para sobre mirarte con ojos seductores que estar con alguien vivo delante. Tampoco seri­a igual redactar tranquilamente, releer lo que has escrito, borrar asi­ como alterar lo que nunca te convence o incluso examinar referencias por la red para declarar la...