DespuГ©s de cinco citas y unos 250 matches era obvio que tenГ­a una adicciГіn a Tinder

DespuГ©s de cinco citas y unos 250 matches era obvio que tenГ­a una adicciГіn a Tinder Daba igual la hora o el fecha. PodГ­a permanecer en el trabajo, esperando en la fila de el banco o observando televisiГіn en mi residencia. No importaba. TenГ­a mГЎs consideraciГіn masculina sobre la que nunca habГ­a tenido y no...